CONTROL DE PLAGAS EN GALÁPAGOS

tortuga galápagos

CONTROL DE PLAGAS EN GALÁPAGOS

 

El control de plagas vuelve a ser protagonista de una bella historia… de tortugas.

 

Isla Pinzón (archipiélago ecuatoriano de Galápagos), un siglo atrás.  La elevada población de ratas negras provoca una reducción de especies nativas endémicas tales como la paloma de Galápagos, las lagartijas de lava, las culebras o las tortugas gigantes. Estas últimas desaparecen debido a que los roedores se alimentan de sus huevos.

 

Objetivo: exterminar roedores

 

En diciembre de 2012, tras cinco años de estudios sobre toxicidad, se lleva a cabo una acción dirigida a erradicar a los responsables del desastre natural: los roedores. El objetivo, recuperar aquellas especies nativas afectadas por la sobre-población de ratas negras. Según Danny Rueda, director de Ecosistemas de la dirección del Parque Nacional Galápagos (PNG), tras dichos estudios se aplica veneno en toda la isla.

 

Sin embargo, se trata de un veneno tóxico para el gavilán de Pinzón, que se alimenta de roedores y puede llegar a comerse las ratas muertas y envenenadas. Los expertos deciden entonces capturar a los doce gavilanes que se hallan en la isla (junto a otros 41 llegados de allende) y los trasladan a la vecina isla de Santa Cruz, donde permanecen durante tres años.

 

La rata negra, extranjera en la isla

 

La rata negra no figuraba en la cadena alimenticia natural de Pinzón, por lo que se esperaba que en un plazo de aproximadamente veinte años, el ecosistema volvería a su natural equilibrio. Tras dos años de monitoreo después de esparcir el veneno, en 2014 se declara la isla de Pinzón “libre de roedores”. Pese a no existir datos exactos sobre el número de ratas que murieron, se presume que la mayoría murieron en sus madrigueras.

 

Beneficios naturales

 

Los beneficios para el ecosistema de Pinzón, ya son notables. En 2015 se detecta, por primera vez en 100 años, un dato especialmente importante: nacen tortugas bebés en estado natural. De hecho, desde 2014 no se repatrían tortugas a Pinzón puesto que nacen en condiciones naturales. Existen nidos de tortugas, y al ser ésta el alimento natural de los gavilanes, se espera que la población se equilibre sola.

 

En cuanto a los gavilanes, también se han encontrado nidos y polluelos. Se calcula que la isla podría soportar a unas cuarenta aves de este tipo. ¿Porqué sólo cuarenta? Se piensa que la población de gavilanes pudo haber sido mayor con anterioridad, debido al elevado número de ratas que hubo en la isla y a que éstas representaban su principal fuente de alimento. En adelante, su único recurso serán las palomas, las lagartijas y las tortugas. Además de los gavilanes, la isla ya cuenta con palomas terrestres, lagartijas de lava y culebras de Galápagos.

 

Insec Control de plagas

Contacte con Nosotros


Call Now Button
1
Pincha en el circulo rojo de la izquierda.
Powered by