☞ SERVICIO DE URGENCIAS 24 HORAS ☜
94 600 90 60 (Bizkaia) Y 945 201 495 (Álava)

La importancia del Control de Plagas en la Industria Vinícola

Plagas en la Industria vinícola

La Industria vinícola Vs Control de Plagas

España es un país con gran reputación gastronómica en la que destaca el vino como uno de los productos más conocidos y valorados. Por lo tanto, se vuelve de vital importancia el Control de plagas en las empresas vinícolas.

Tanto en las bodegas, como en los viñedos y tierras se dan condiciones favorables para que la proliferación de plagas, como pueden ser roedores o insectos, sean comunes y en ocasiones difíciles de atajar.

Para tener controladas las plagas es importante considerar todas las variables que puedan intervenir en la sanidad ambiental y ponerse en manos de personal cualificado y formado en la materia.

En primer lugar, hay que hacer una inspección general de la zona afectada. Posteriormente se elabora un diagnóstico de la situación que plantea las bases del protocolo de actuación, así como establecer el seguimiento de las acciones implementadas.

El control de plagas está orientado a preservar el estado optimo y las condiciones higiénico-sanitarias que garanticen la calidad de los vinos.

 

¿Cuáles son las plagas más comunes en las bodegas?

En primer lugar, destacamos las cucarachas, que dependiendo de la localización de la bodega y el clima habitarán una especie u otra.  Aun así, todas son portadoras de enfermedades, y si entran en contacto con las uvas, el proceso del vino o las diferentes partes de las botellas estas estarían contaminadas y dejarían de ser aptas para el consumo humano.

La conocida mosca de la fruta o del vinagre es extremadamente común en la época de recogida del vino y en su almacenamiento, debido a que se alimenta de frutas en fermentación. Si no hay un buen tratamiento en el control de plagas en bodegas, esta mosca puede afectar a parte de la cosecha dejándola inservible ocasionando un grave perjuicio económico.

Alrededor de los viñedos también es muy común que acudan con frecuencia los pájaros, que encuentran en estas tierras una fuente constante de alimento.  Pero, además de los daños en los cultivos, las plumas de los pájaros son portadoras de piojos y pulgas, y sus heces,  al contacto con el vino, lo hace totalmente inviable para el consumo humano.

Otra plaga común en bodegas y viñedos son los roedores, que destruyen cosechas, dañan las estructuras al roerlos, y transmiten enfermedades. Pueden ocasionar grandes pérdidas económicas, no solo materiales sino afectar directamente en la calidad del propio vino, por eso es primordial plantear un buen control de las plagas.

 

Siempre es mejor prevenir que curar

Antes de que se propague una plaga hay que asegurar la limpieza de los campos y bodegas, de esta manera se podrá detectar rápidamente la aparición de cualquier tipo de plaga.

Es importante la inspección previa para controlar los accesos por los que pueda acceder la plaga, como tuberías, rejas o desagües, con el fin de eliminar posibles focos de alimentación de las plagas, zonas con restos de las uvas o lugares donde poder esconderse y reproducirse.

Tanto en las bodegas, como en los viñedos y tierras se dan condiciones favorables para que la proliferación de plagas, como pueden ser roedores o insectos, sean comunes y en ocasiones difíciles de atajar.

En el momento en el que se sospecha que puede haber una plaga hay que ponerse manos a la obra con urgencia para controlar la plaga y evitar su propagación. Para su actuación hay que implementar métodos no tóxicos que se aplican con extremado cuidado para no dañar la calidad de la uva y del vino. El personal técnico encargado de esta tarea tiene que estar formado y homologado en la materia utilizando productos específicos para cada tipo de plaga.

Para garantizar la salud ambiental de la bodega y del viñedo no vale solo con atacar a la plaga, hay que implementar métodos de monitorización que ayuden a su vigilancia y así evitar que puedan aparecer nuevos focos, como puede ser la implementación de pastillas de feromonas, totalmente inocuas para humanos y animales.

Ventaja competitiva

Confiar la Sanidad Ambiental en una empresa Certificada, Homologada y en continua formación adaptando sus protocolos de actuación en material legislativa e I+D aporta un gran valor a la reputación de la empresa y de sus productos.

Insec, con más de 25 años de experiencia y siendo referentes en el sector, mantiene el compromiso de la calidad en la gestión de su actividad empresarial alineada con las necesidades cambiantes de cada cliente.

Ponte en contacto con tu asesor personal

Añade el teléfono 94 600 90 50 a tus contactos y haz tu consulta vía Whatsapp o rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo a través de Whatsapp para resolver todas tus dudas de forma personalizada.

noticias de ratas

Las altas temperaturas aumentan los problemas de ratas en las ciudades

Con la llegada del calor, la presencia de plagas en las ciudades aumenta y por tanto las zonas públicas como las viviendas particulares se ven afectadas de una forma intensa. Las plagas más comunes son de ratas y ratones, cucarachas y hormigas, pero también nidos de avispas en fachadas.
Si nos centramos en los roedores, éstos cambiaron sus hábitos durante los confinamientos de la pandemia por la escasa presencia de personas en las calles y ahora los expertos aseguran que esta salida a la superficie se debe a las elevadas temperaturas.

LEER MÁS
Las diferencias entre las avispas y las abejas

Las diferencias entre las avispas y las abejas

Sin duda, dos de los insectos más molestos y necesarios son las avispas y las abejas, pero… ¡¡sabrías diferenciarlos!!

Las avispas y abejas son una auténtica pesadilla cada verano, época en la que más se ven por nuestras calles. Son insectos muy necesarios (las abejas más que las avispas si puntualizamos), pero que pueden causar picaduras de gravedad en personas que sean alérgicas. Ahora bien, ¿sabes diferenciar las abejas de las avispas, y viceversa?

LEER MÁS
curiosidades sobre las hormigas

CURIOSIDADES SOBRE LAS HORMIGAS

Las hormigas son muy parecidas a las termitas, y ambas pueden ser confundidas. Sin embargo, son muy diferentes, las hormigas tienen una cintura estrecha entre el abdomen y el tórax, y las termitas no. Además, las hormigas tienen cabezas grandes, antenas articuladas y poderosas mandíbulas.
Las comunidades de hormigas están dirigidas por una o varias reinas, cuya misión es poner miles de huevos para garantizar la supervivencia de la colonia. Las hormigas trabajadoras (las que normalmente vemos) son hembras sin alas que no se reproducen. En su lugar, recolectan comida, cuidan la prole de la reina, construyen el hormiguero, protegen a la comunidad y realizan muchas otras labores.

LEER MÁS