Las ratas invaden el Parque Europa de Bilbao en busca de alimentos por el cierre de la hostelería

Ratas Invaden Parque Europa Bilbao

El estado de alarma y las restricciones a la hostelería han reducido la cantidad de residuos en las calles de Bilbao. Y las ratas se han quedado sin fuente de alimentación. Esto ha creado un problema serio con la cantidad de ratas que se reúnen en las escasas fuentes de comida de la ciudad.

 

Asimismo, la incidencia de personas paseando por las zonas verdes de la villa ha aumentado. Esta situación ha derivado en que muchas personas han querido alimentar a los patos y gatos del Parque Europa. Pero no solo alimentan a los patos y los gatos, las ratas también se han sumado al buffet libre. 

 

El acuífero pensado para crear un hábitat natural para las aves y plantas silvestres se ha llenado de ratas. Por lo que se ha generado un serio problema de salud pública. El Ayuntamiento de Bilbao ya ha tomado ciertas medidas para el control de la plaga de ratas. Están tapando agujeros, podando plantas y colocando carteles prohibiendo la alimentación de los animales. 

 

También, se llevará a cabo un proceso de desratización utilizando cebos. Pero esto sólo funcionará en el caso de que los ciudadanos y ciudadanas dejen de alimentar a las ratas que invaden Bilbao.

 

Para intentar que los cebos funcionen, se parará de alimentar a los patos y se moverá la colonia de gatos. Para este traslado, se han dado escasos quince días de plazo a las personas que cuidan de ellos, sin especificar su nueva localización. Esto ha derivado en protestas por parte de los cuidadores y cuidadoras de los felinos, que temen por la seguridad de estos. 

 

La masiva plaga de ratas saca a la luz el problema de los gatos callejeros de Bilbao

 

Tras las medidas para el control, los cuidadores/as de los gatos con permiso municipal para alimentarlos han hecho sonar la alarma. Tras años cuidando a la colonia de felinos, entre adopciones y con el método CES, (captura, esterilización y suelta), han conseguido reducirla a la mitad, pero todavía quedan muchos. 

 

Por lo tanto, esta petición de movilizar a los gatos no puede llevarse a cabo de la noche a la mañana como pretende el Ayuntamiento de Bilbao. Por ello, el ayuntamiento dice hacerse cargo de las esterilizaciones, pero insiste en ponerles de comer en otra localización, fuera del área poblada de ratas.

 

La directora del área de Salud y Consumo quiere intervenir con celeridad. Pero los cuidadores/as inciden en que los gatos no son el problema, sino la posible solución a la plaga de ratas que acecha el parque. Pero aquí comienza un nuevo debate. Y es que, actualmente, los gatos no controlan la población de ratas en Bilbao. Ya que, unos gatos alimentados, no van a atacar a un roedor, puesto que no es fuente de alimento y no entra en “lucha”.

 

Unai Sánchez Gorroño (CEO de Insec): Las colonias de gatos son un problema que va a más y al que no se le da solución

 

Con estas líneas, queremos hacer ver que los gatos también son un problema de salud pública. Los animalistas y protectoras se han “ganado” a la opinión pública haciendo ver que los gatos están cuidados, diciendo que es perjudicial el que anden sueltos por la calle.

 

Desde la visión de lo que ocurre realmente, ponemos sobre la mesa el problema con los gatos. En nuestra empresa a lo largo del año, entran muchas llamadas para ver qué se puede hacer para controlar las poblaciones de gatos asilvestrados y descontrolados que hay en ciudades, pueblos, empresas, colegios, comunidades, etc. Y realmente no podemos hacer nada, por las normativas que se han sacado por parte de las autoridades.

 

¿Qué posibilidades de control hay para la Industria Alimentaria? Empresas en las que no se pueden tomar medidas, ni llevar a dichos felinos a un centro de recogida (inexistentes), cuando estos se dedican a “pulular” por las instalaciones, dejando rastros de orines, excrementos, pulgas, etc.

 

¿Qué puede hacer un colegio con esos gatos? Animales que supuestamente están cuidados y alimentados, y que, sin embargo, están asilvestrados y entran en los patios de colegios dejando excrementos, contagiando a niños/as con sarna y tiña, etc.

 

¿Qué medidas toman las comunidades con patios comunitarios en los que se alimenta a los gatos y ratas (de manera cruzada)? Instalaciones que se convierten en un doble problema de roedores y gatos, que lo que hacen es dejar sus excrementos esparcidos, con el peligro de salubridad que ello supone.

 

Poco podemos hacer y poco se hace, salvo “vender” que los gatos se recogen, entran en el programa CES (poco efectivo por lo que parece, puesto que los problemas van a más) diciendo que la población se reduce a la mitad. ¿Se reduce o hay gatos que se desplazan a otras zonas?

 

Da la casualidad que frente a mi casa llevo años con este problema y en lugar de disminuir la población de gatos, cada día va a más. No hay control a la hora de alimentarlos, ya que los alimentan los que tienen autorización para ello y los que no la tienen. 

 

Sabido es que, decir a alguien que no los puede alimentar, es entrar en discusiones que no llevan a nada. Los que estamos por otros métodos de control, tenemos las de perder en este tema, por la mala imagen que supone el control de los gatos.

 

Desde mi perspectiva, esto es sencillo, el que quiera tener gatos que los tenga en su casa, al igual que sucede con los perros u otros animales domésticos. Con su programa de vacunación, bien aseados y alimentados. No es tan complicado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ponte en contacto con tu asesor personal

Añade el teléfono 94 600 90 50 a tus contactos y haz tu consulta vía Whatsapp o rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo a través de Whatsapp para resolver todas tus dudas de forma personalizada.

Escribir
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, soy tu asesor personal de Insec, si me añades a tus contactos en Whatsapp podrás obtener una atención personalizada.

¿En qué te puedo ayudar?