Legionela

¿Cómo prevenir la legionella?

Protocolos y planes de control

En cumplimiento con la normativa actual en materia de prevención de legionelosis (Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis), insec cuenta con protocolos y planes de control para las instalaciones de riesgo contempladas en el mencionado Real Decreto.

Servicio de prevención

Teniendo en cuenta que la bacteria legionela prolifera en aguas carentes de mantenimiento químico, se propondrá un servicio de prevención periódico (según la normativa) y un buen mantenimiento de limpieza con un tratamiento biocida para la bacteria.

Llámanos 94 600 90 60

Solicite un presupuesto gratuito sin compromiso



¿Qué es la Legionella?

Legionela es el nombre común del género Legionella, que agrupa bacterias Gram negativas con forma de bacilo, que pertenecen a la familia de las Legionellaceae.

Dichas bacterias proliferan en aguas estancadas con un amplio rango de temperatura, preferiblemente superior a 35ºC. Su crecimiento se ve favorecido por la presencia de materia orgánica. Poseen respiración aerobia (solo pueden vivir en presencia de oxígeno) y un flagelo (estructura o apéndice) para desplazarse.

Existen 48 especies del género Legionella, algunas de las cuales repercuten en la salud humana. La más importante en este sentido es Legionella pneumophila por sus implicaciones médicas.

¿Qué enfermedades produce? La Legionelosis

 

La infección por legionela se denomina legionelosis. La bacteria de la legionela se transmite por inhalación y se mueve a través de minúsculas gotas de agua capaces de penetrar en el pulmón.

La fiebre de Pontiac, con fiebre leve y sin afectación pulmonar.

    La enfermedad del legionario, más severa, en forma de neumonía atípica.
    Puede llevar a complicaciones pulmonares y sus síntomas son: fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares..

    ¿Que instalaciones tienen más riesgo de legionella?

     

    Según la normativa actual en materia de prevención de legionelosis (Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis), las instalaciones de riesgo frente a la legionela se clasifican en:

    Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de legionela

    • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
    • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
    • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección de aire (spas, jakuzzis, piscinas, vasos o bañeras de hidromasaje, tratamientos con chorros a presión, otras).
    • Centrales humidificadoras industriales.

    Instalaciones con menor probabilidad de proliferación y dispersión de legionela

    • Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.
    • Equipos de enfriamiento evaporativo que pulvericen agua, no incluidos en el apartado 1.
    • Humectadores.
    • Fuentes ornamentales.
    • Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.
    • Sistemas de agua contra incendios.
    • Elementos de refrigeración por aerosolización, al aire libre.
    • Otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

    Instalaciones de riesgo en terapia respiratoria

    • Equipos de terapia respiratoria.
    • Respiradores.
    • Nebulizadores.
    • Otros equipos médicos en contacto con las vías respiratorias.

     

    Quedan excluidas del ámbito de aplicación de este Real Decreto las instalaciones ubicadas en edificios dedicados al uso exclusivo en vivienda, excepto aquellas que afecten al ámbito exterior de estos edificios.

    Comments are closed.

    Call Now Button
    1
    Pincha en el circulo rojo de la izquierda.
    Powered by
    Llámenos
    Localícenos