☞ SERVICIO DE URGENCIAS 24 HORAS ☜
94 600 90 60 (Bizkaia) Y 945 201 495 (Álava)

PLAGAS DE POLILLAS

Plagas de polillas
Ya hemos realizado el habitual « cambio de armario » y ya están fuera los jerséis de lana más abrigados. Sin embargo, este tránsito otoñal puede traerte alguna que otra sorpresa.

 

Octubre suele ser el mes en el que la gente descubre las infestaciones por polilla, según expertos en Control de Plagas. Durante el verano las polillas han campado plácidamente en tu ropa y la han degustado, además de haber contado con espacio, tiempo y alimento suficientes para reproducirse y plagar (nunca mejor dicho) toda tu ropa de larvas.

 

La realidad es que nuestros armarios están cada vez más llenos de fibras naturales de alta calidad, lo que los convierte en un festín para las polillas. En verano la población de polillas crece, y tanto las ventanas abiertas como los vestidores cada vez más diáfanos, son una invitación a entrar y asentarse entre nuestra ropa, sin que podamos detectarlas.

 

Por otro lado, existe otro factor determinante en el control de esta especie: la fuerza de los pesticidas ha disminuido. «Parte del problema reside en la prohibición de algunos insecticidas debido a su peligrosidad para la salud”, afirman los expertos.Si a estos factores les añadimos la calefacción en los hogares, la falta de tiempo para mantener nuestras casas escrupulosamente limpias, y la creciente entrada de tejidos (ropa, alfombras, etc.) infestados de larvas de polilla desde países como Turquía e India, sólo nos queda combatirlas.

 

Las polillas son insectos del orden de los Lepidópteros, es decir, son mariposas. Existen muchos tipos de polillas, (la mayoría nocturnas) que no generan ningún tipo de problema. Sin embargo, existen algunas especies que se comportan como plagas cuando se introducen en las casas.La polilla de la ropa (o tineola pellionella) es uno de los pocos insectos que sobrevive a la época invernal gracias a la calefacción de los hogares.

 

Les gusta la oscuridad, contrariamente a las polillas comunes, que se sienten atraídas por la luz. Según parece, se trata de la plaga de insectos con mayor impacto económico mundial, junto a la polilla de comida. Gracias a que su hábitat preferido son las viviendas humanas, pueden convertirse en plagas que proliferen durante todo el año. Su afección por la oscuridad las lleva a esconderse entre la ropa. A menudo no nos damos cuenta de su presencia hasta que todo nuestro armario está infestado. De hecho, bastaría con una sola pareja de polillas para infestar cualquier armario, ya que una hembra puede llegar a poner hasta 150 huevos.

 

En cuanto a nuestras prendas, las larvas son los causantes de los daños que sufren, ya que son queratófagos. Es decir, se alimentan de queratina a través de tejidos, pieles, plumas y otros tejidos “muertos». Así, las prendas dañadas por la polilla de la ropa presentan surcos en la superficie, por el hábito de “pastar” de las larvas. Ocasionalmente y durante infestaciones fuertes, la prenda tendrá agujeros.

 

Consulta nuestra sección de Polillas en www.insec. es.

Ponte en contacto con tu asesor personal

Añade el teléfono 94 600 90 50 a tus contactos y haz tu consulta vía Whatsapp o rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo a través de Whatsapp para resolver todas tus dudas de forma personalizada.

noticias de ratas

Las altas temperaturas aumentan los problemas de ratas en las ciudades

Con la llegada del calor, la presencia de plagas en las ciudades aumenta y por tanto las zonas públicas como las viviendas particulares se ven afectadas de una forma intensa. Las plagas más comunes son de ratas y ratones, cucarachas y hormigas, pero también nidos de avispas en fachadas.
Si nos centramos en los roedores, éstos cambiaron sus hábitos durante los confinamientos de la pandemia por la escasa presencia de personas en las calles y ahora los expertos aseguran que esta salida a la superficie se debe a las elevadas temperaturas.

LEER MÁS
Las diferencias entre las avispas y las abejas

Las diferencias entre las avispas y las abejas

Sin duda, dos de los insectos más molestos y necesarios son las avispas y las abejas, pero… ¡¡sabrías diferenciarlos!!

Las avispas y abejas son una auténtica pesadilla cada verano, época en la que más se ven por nuestras calles. Son insectos muy necesarios (las abejas más que las avispas si puntualizamos), pero que pueden causar picaduras de gravedad en personas que sean alérgicas. Ahora bien, ¿sabes diferenciar las abejas de las avispas, y viceversa?

LEER MÁS
curiosidades sobre las hormigas

CURIOSIDADES SOBRE LAS HORMIGAS

Las hormigas son muy parecidas a las termitas, y ambas pueden ser confundidas. Sin embargo, son muy diferentes, las hormigas tienen una cintura estrecha entre el abdomen y el tórax, y las termitas no. Además, las hormigas tienen cabezas grandes, antenas articuladas y poderosas mandíbulas.
Las comunidades de hormigas están dirigidas por una o varias reinas, cuya misión es poner miles de huevos para garantizar la supervivencia de la colonia. Las hormigas trabajadoras (las que normalmente vemos) son hembras sin alas que no se reproducen. En su lugar, recolectan comida, cuidan la prole de la reina, construyen el hormiguero, protegen a la comunidad y realizan muchas otras labores.

LEER MÁS