fbpx

El peligro del ozono y las fumigaciones ante el Covid-19

Peligro Ozono Covid19

Tras la apertura gradual de algunos comercios en la desescalada, los bulos sobre protocolos de desinfección han aumentado. Tenemos que ser conscientes de que los tratamientos que vayamos a aplicar para la seguridad de trabajadores/as y clientes/as deben ser seguros y eficaces.

 

Para ello, existen los desinfectantes, muchos de ellos eficaces para la prevención y eliminación de este virus en estancias y objetos. El problema llega cuando hay una falta de fuentes fiables que distribuyen una información errónea o parcialmente estudiada, dando soluciones que pueden ser más perjudiciales que el propio virus.

 

Como ejemplo de bulo, encontramos la desinfección por ozono. Es verdad, que este es un producto desinfectante, pero no tiene demostrada su eficacia contra los virus. La Agencia de Evaluación de los productos químicos europeos todavía no ha hecho una evaluación del ozono como desinfectante. El único estudio válido por la OMS es el que habla sobre la eficacia desinfectante del ozono en el agua, por lo que no tiene validez ambiental.

 

Si quieres información veraz sobre la realidad de las desinfecciones y quieres obtener soluciones certeras, aquí te dejamos muchas de las dudas resueltas.

 

¿Qué problemas puede causar el ozono?

 

  • No aparece en el listado publicado por el Ministerio de Sanidad porque su eficacia no está probada, por lo que el Ministerio no se hace responsable de su aplicación. En caso de incidencia sanitaria por uso, es el comerciante del producto el que se hace cargo de todo.
  • Es un producto muy oxidante, dañando la electrónica de aparatos, coches, superficies, etc.
  • Efectos adversos en humanos:
    • Peligroso para la vías respiratorias (ej.: fibrosis pulmonar).
    • Problemas en la piel.
    • Daña los ojos.
  • La actividad biocida que tiene el ozono está por encima del límite ambiental permitido:
    • Los límites ambientales por los que puede ser muy dañino son de 0,12 ppm a 5 ppm.
    • La desinfección empieza a ser eficaz en un rango de concentración entre 20 y 80 ppm. Por lo tanto, la concentración es 200 veces superior a lo permitido.
  • Una vez aplicado, este queda en el ambiente, por lo que habría que descontaminar el aire. En zonas donde no se puede ventilar, tienen que pasar entre 4 y 8 horas para desactivar el ozono o aplicar una máquina específica para su desactivación.

 

¿Por qué no debemos arriesgarnos con el ozono?

 

  • El Ministerio de Sanidad ha creado un listado de 60 páginas con otros desinfectantes aprobados para poder utilizarlos sin tener que recurrir al ozono.
  • Está prohibido el uso de cualquier producto biocida de forma constante, ya sea en una concentración baja o alta.
  • Cuando se aplica el ozono en un edificio, es de vital importancia que el lugar esté vacío y el personal cualificado que lo aplique utilice EPIS para su protección. Para su aplicación, solo valen las máquinas notificadas al Ministerio de Sanidad, por lo que habría que pedir el certificado que lo demostrara a la persona que nos venda la máquina.
  • Debe ser aplicado por empresas que estén inscritas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas. Es un registro que reside en cada una de las comunidades autónomas, en la Consejería de Sanidad, en el que las empresas tienen que pasar una serie de controles y requisitos. El personal técnico tiene que tener dos tipos de perfiles:
    • El aplicador: Tiene que haber cumplido con un curso de 370 horas para obtener el certificado.
    • El responsable técnico: Tiene que ser un titulado superior en una rama bio sanitaria (químico, biólogo, veterinario, médico, farmacéutico, etc.) o tener un certificado de profesionalidad de 510 horas. Será la persona que haga el diagnóstico de la situación, el plan de actuación y luego la evaluación.

¿Qué problemas pueden acarrear las fumigaciones con lejía?

 

Algunos tractoristas, como muchos otros profesionales de sectores no relacionados con el Control de Plagas o la Sanidad Ambiental, con la intención de ayudar a la comunidad, están llenando las cubas de los tractores de 600 litros de capacidad con 12 litros de lejía en agua o hipoclorito.

 

Esas cubas usadas previamente con fines agrarios contienen algunos de los siguiente productos: insecticidas, fungicidas, abonos líquidos, etc. y, al no limpiarlas para poder rellenarlas con la solución de agua con lejía, pueden generar unos compuestos muy dañinos para la salud.

 

Asimismo, esta aplicación no va a ser localizada, va a ser ambiental, por lo que la lejía, siendo un oxidante, corroerá la carrocería de los coches, matará la vegetación y afectará a la fauna acuática. Además, no se conseguirá el resultado desinfectante esperado.

 

¿Cómo debe hacerse una desinfección?

 

La desinfección se debe hacer a través de pulverizaciones localizadas, es decir, con mochilas y no con tractores, aplicadas por un profesional certificado, equipado con los EPIS necesarios. Se debe aplicar en lugares que sufren un alta concurrencia de personas, como entradas de hospitales o supermercados. Es muy importante ser consciente de que no vale de nada hacer una desinfección si llega una persona sin mascarilla y tose.

 

Para más información, en el caso de la desinfección de empresas hoteleras, albergues, etc. , el Ministerio de Comercio y Turismo ha ofrecido en su web recomendaciones para dichas instalaciones. De la misma manera, el Instituto de Comercio y Turismo Español va a sacar un total de 12 guías de cara a los propietarios, con pautas de actuación recomendadas.

 

En el caso de las tiendas de ropa y el uso de vaporetas para la desinfección de textiles, todavía no hay una solución clara. El problema con la vaporización es que estamos aplicando un aerosol, haciendo que las partículas del virus depositadas pasen al medio ambiente y a otros objetos previamente desinfectados. Por lo tanto, la persona que vaya a vaporizar el textil tendría que utilizar una mascarilla para evitar la inhalación del virus. Para poder aplicar algún tipo de desinfectante en textiles, hay soluciones hidroalcohólicas para pulverizar, pero oficialmente la única solución es la cuarentena.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ponte en contacto con tu asesor personal

Añade el teléfono 94 600 90 50 a tus contactos y haz tu consulta vía Whatsapp o rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo a través de Whatsapp para resolver todas tus dudas de forma personalizada.

Escribir
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, soy tu asesor personal de Insec, si me añades a tus contactos en Whatsapp podrás obtener una atención personalizada.

¿En qué te puedo ayudar?