☞ SERVICIO DE URGENCIAS 24 HORAS ☜
94 600 90 60 (Bizkaia) Y 945 201 495 (Álava)

Qué ocurre con el ozono y otras sustancias biocidas ante el coronavirus

que ocurre con el ozono

El ozono es un biocida que destruye organismos nocivos para la salud, pero a su vez puede comprometer la nuestra si no se usa adecuadamente. Al regularse el uso de este tipo sustancias tóxicas desde Europa, el proceso de evaluación se ralentizó debido a la cantidad de biocidas que había en el mercado.

 

Para poder respetar dichas sustancias y no retirarlas del mercado hasta su evaluación se ha creado una nueva condición. En esta se determina que el fabricante es el responsable de presentar los estudios de toxicidad. Aún así, para que estos productos puedan llegar a manos de un profesional, el fabricante debe demostrar que la sustancia biocida es segura.

 

El ozono es uno de esos biocidas que se mantuvo en el mercado, siempre y cuando se notificara al Ministerio de Sanidad. Actualmente, todavía está sometido a revisión por Alemania y Holanda. Por lo tanto, el ozono no está aprobado como sustancia activa en Europa y debe utilizarse bajo la responsabilidad y autorización del proveedor.

 

En caso de utilizar el ozono ¿Cómo se debe aplicar?

 

En el momento de su uso, los profesionales encargados de aplicarlo deben contar con los equipos de protección pertinentes y no pueden aplicarlo en presencia de personas, ya que puede producir efectos adversos. Todavía no se sabe si es eficaz con el virus, por lo que se tendrán en cuenta los estudios de los efectos virucidas incluidos en expedientes. Asimismo, se tendrán que hacer las comprobaciones que se estimen oportunas.

 

La dosis en la que puede tener efecto frente al coronavirus (todavía no comprobada) es demasiado elevada, pudiendo ser un riesgo grave para la salud. Por lo tanto, y a la espera de la evaluación por parte Europa, decir que el ozono es un activo virucida frente al coronavirus no es correcto. Dada la situación, el Ministerio de Sanidad no incluye esta sustancia en su lista de virucidas autorizados.

 

Lo que está claro por el momento, es que no existe ningún producto virucida que esté autorizado para el uso sobre personas o ambientes donde se pueda respirar. Por ello, las técnicas de vaporización o aplicación en aerosol del ozono no está autorizada.

Ponte en contacto con tu asesor personal

Añade el teléfono 94 600 90 50 a tus contactos y haz tu consulta vía Whatsapp o rellena el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto contigo a través de Whatsapp para resolver todas tus dudas de forma personalizada.

noticias de ratas

Las altas temperaturas aumentan los problemas de ratas en las ciudades

Con la llegada del calor, la presencia de plagas en las ciudades aumenta y por tanto las zonas públicas como las viviendas particulares se ven afectadas de una forma intensa. Las plagas más comunes son de ratas y ratones, cucarachas y hormigas, pero también nidos de avispas en fachadas.
Si nos centramos en los roedores, éstos cambiaron sus hábitos durante los confinamientos de la pandemia por la escasa presencia de personas en las calles y ahora los expertos aseguran que esta salida a la superficie se debe a las elevadas temperaturas.

LEER MÁS
Las diferencias entre las avispas y las abejas

Las diferencias entre las avispas y las abejas

Sin duda, dos de los insectos más molestos y necesarios son las avispas y las abejas, pero… ¡¡sabrías diferenciarlos!!

Las avispas y abejas son una auténtica pesadilla cada verano, época en la que más se ven por nuestras calles. Son insectos muy necesarios (las abejas más que las avispas si puntualizamos), pero que pueden causar picaduras de gravedad en personas que sean alérgicas. Ahora bien, ¿sabes diferenciar las abejas de las avispas, y viceversa?

LEER MÁS
curiosidades sobre las hormigas

CURIOSIDADES SOBRE LAS HORMIGAS

Las hormigas son muy parecidas a las termitas, y ambas pueden ser confundidas. Sin embargo, son muy diferentes, las hormigas tienen una cintura estrecha entre el abdomen y el tórax, y las termitas no. Además, las hormigas tienen cabezas grandes, antenas articuladas y poderosas mandíbulas.
Las comunidades de hormigas están dirigidas por una o varias reinas, cuya misión es poner miles de huevos para garantizar la supervivencia de la colonia. Las hormigas trabajadoras (las que normalmente vemos) son hembras sin alas que no se reproducen. En su lugar, recolectan comida, cuidan la prole de la reina, construyen el hormiguero, protegen a la comunidad y realizan muchas otras labores.

LEER MÁS