Polillas Insec Control de plagas

CONSEJOS PARA ALEJAR A LAS POLILLAS DE TU HOGAR

CONSEJOS PARA ALEJAR A LAS POLILLAS DE TU HOGAR

Contrariamente a la polilla común, a la polilla de la ropa le gusta la oscuridad. Busca siempre lugares oscuros y tranquilos, además de sentirse atraída por el olor del sudor y el de la tela. Su hábitat preferido es, por lo tanto, las viviendas de los seres humanos. Y dentro de nuestras viviendas, su atracción por la oscuridad las lleva a esconderse entre la ropa, de manera que cuando nos damos cuenta de su presencia suele ser demasiado tarde. Como en la mayoría de las plagas, con las polillas también es útil y eficaz comenzar por métodos de prevención, en lugar de esperar a tener que eliminarlas. Pero os comentaremos algunos consejos para alejar a las polillas de tu hogar.

 

Limpieza en profundidad

 

Lo mejor para prevenir un ataque de polilla es lavar toda la ropa (a más de 60º), así como el interior del armario (con un aspirador y con una mopa). Guardando solo ropa limpia y planchada en el armario es una medida muy eficaz, puesto que el lavado elimina cualquier rastro de sudor y la ropa caliente tiene un efecto letal sobre las larvas de las polillas.

 

Si tienes alguna prenda que no pueda lavarse, llévala a un establecimiento de lavado en seco.

 

Además, ten en cuenta que las polillas ponen huevos en las alfombras, por lo que aspirarlas (moviendo muebles y aspirando grietas y hendiduras) es la mejor forma de destruirlas. Esta pauta es importante, sobre todo teniendo en cuenta que las larvas tienden a gravitar hacia la suciedad por su alto contenido en nutrientes ricos en proteínas.

 

El ciclo de vida de una polilla puede oscilar entre los 55 y 90 días, por lo que es conveniente realizar este tipo de limpieza una vez al mes o cada dos meses; de lo contrario, volverán.

 

Recuerda vaciar la bolsa del aspirador, puesto que es un lugar en el que también pueden eclosionar.

 

En el caso de las prendas que no pueden ser lavadas (piel o cuero, por ejemplo), éstas pueden introducirse en el refrigerador en bolsas de plástico individuales. Bastan 72 horas para matar los huevos, tras lo cual deberás colgarlas al aire libre. Es importante meter las prendas en bolsas, para evitar que los huevos de la polilla lleguen a los alimentos.

Colocar prendas en el microondas durante algunos segundos también ayuda a exterminar las polillas de nuestras prendas. Según un estudio realizado para la revista American Journal Institute for Conservation, las polillas (incluidos huevos y larvas) pueden ser exterminadas con solo exponer el 10% de un tejido de lana a radiaciones de microondas durante tres minutos y a una frecuencia de 2450MHz (igual a la de los hornos microondas modernos).

 

En cuanto a medidas preventivas, lo más eficaz será instalas mosquiteras en las ventanas, a modo de barrera física que evitará el acceso del insecto a nuestra vivienda. Asimismo, sellar grietas y hendiduras, además de limpiar los espacios ocultos o intermedios tales como tabiques dobles, suelos dobles o techos suspendidos, también nos ayudará a prevenir la entrada de polillas en el hogar.

 

Prendas que no vas a usar durante algún tiempo

 

Si tienes prendas, sábanas o telas que no vas a utilizar durante algún tiempo, guárdalas en bolsas de vacío para ropa.

 

Otra buena solución es envolver dichas prendas en papel sin ácidos antes de meterlas en bolsas de vacío. Dicho material evita que las prendas se arruguen y generen espacios con aire. Este papel también protege las prendas de posibles productos químicos presentes en algunos plásticos, evitando así dañar las prendas.

 

No almacenes ropa sucia y airea los armarios de vez en cuando, abriendo puertas ventilando la estancia y moviendo las perchas de lugar. Emplear la aspiradora en el fondo de armario, sobre todo allí donde se almacenan prendas que no se utilizan, también mantendrá alejadas a las polillas.

 

Remedios naturales contra las polillas

Estos son algunos remedios naturales que te ayudarán a evital la plaga de polillas en tu hogar:

 

Lavanda

La lavanda es un magnífico repelente debido al fuerte olor que desprende” afirma Jo Poole, modista conocida como The Dress Doctor (La Doctora de las Prendas).”Puedes colocar una bolsa de Lavanda en cada percha y varias bolsas más en los cajones. Para hacerlo más fácil, puedes colocar lavanda en una bandeja y dejarla dentro del armario”. También se puede emplear la lavanda natural, recién cortada, y cambiarla cuando pierda su aroma.

 

Castañas

El olor de las castañas es muy desagradable para la polilla: colocar varias castañas con tu ropa será suficiente para dispersar a las polillas.

 

Jabón de Alepo

Los trozos de jabón de Marsella y el jabón de Alepo dispersos en el armario tienen mucha fuerza como repelente de polillas.

 

Aceites esenciales

Empapa algodón en aceite esencial de menta o eucalipto y deja que el aroma se difunda en los lugares que quieras proteger. También te servirán el el aceite esencial de tomillo o de cedro.

 

Naranja y Clavo

Coloca clavo y pieles de naranja en bolsitas dentro del armario.

 

*Nota-   Además de todo lo anterior, las polillas odian el papel de periódico impreso, el olor del tabaco, el romero y la lavanda.

 

Si te han gustado nuestros consejos… ¡Compártelos!

Llámenos
Localícenos